La variedad de aceite de olivo lechín es de las más elegantes, suaves y exclusivas que hallarás en el mercado. Son muchas las personas que, al escuchar sobre los beneficios de este aceite, se preguntan porque es tan poco mencionado.

Pues no te preocupes, porque aquí te traemos todo lo que necesitas saber sobre la variedad de aceite de oliva lechín, incluyendo sus usos, beneficios y características. ¡Empecemos!

Aceite de Lechín y sus características

Características del Aceite Lechín

El aceite de lechín es característico de las provincias Sevilla y Granada, recibiendo diferentes nombres según la zona en la que fue producida. Aquí te dejamos sus principales características.

Producción

La producción de esta variedad de olivo está concentrada en Andalucía, específicamente en las provincias de Sevilla, Córdoba y Cádiz. Puede llegar a alcanzar hasta las 100.000 hectáreas debido a su resistencia a las sequías.

Tiene una buena adaptación a los terrenos calizos, sin embargo, el único motivo por el que su expansión se ve atrasada es por lo complicado que resulta recolectarla por medio de procesos mecanizados (que son las técnicas que se utilizan en la actualidad).

Debido a esto, su expansión ha llegado a disminuir hasta la mitad, 50.000 hectáreas, siendo sustituida por otras variedades como el olivo Picual.

Esto es lo que ha llevado a que el aceite de oliva Lechín sea considerado como escaso, pero de gran calidad.

Su nombre

Si te preguntas de donde proviene su nombre, el cual es bastante peculiar, este nace del color de su pulpa, blanco leche.

También se le conoce como Lechín de Sevilla, es cierto que su nombre puede ir variando según la provincia que la produzca, pero, al mencionar el nombre “lechín” los que la recolectan sabrán automáticamente a cuál variedad de aceituna te refieres.

Maduración temprana

El árbol frondoso donde podemos hallar el lechín presenta una de las maduraciones más tempranas entre las variedades existentes.

Además, una de sus tantas cualidades es que sus frutos contienen mucha pulpa y es por este motivo es que la aceituna lechín es considerada como una de las mejores para ser productora de aceitunas de mesa.

Color y forma

El aceite de olivo Lechín tiene un color entre amarillo y verdoso, manteniendo una textura densa. Además, presenta un sabor frutado medio con cierto matiz a vegetales frescos.

El equilibrio en su sabor es uno de los mejores que encontrarás, ya que mantiene una ligera mezcla entre picor y amargo que a penas y se detecta en el paladar. Vas a querer que nunca te falte en tu cocina.

Baja resistencia a la oxidación

Este aceite cuenta con una baja resistencia a la oxidación, por lo que es muy extraño encontrar un monovarietal de olivo de esta variedad.

Por ende, es un aceite delicado que suele formar parte de un grupo de aceites coupage, en los cuales se mezcla este aceite con otras variedades como la Picual u Hojiblanca.

Nivel de aceite

El lechín posee un nivel de aceite medio que va alrededor del 18 % frente al 27 % de, por ejemplo, el aceite picual.

Usos del aceite de olivo Lechín

En la cocina el aceite Lechín tiene múltiples usos. Puede usarse para preparar anchoas, panes tostados, para preparar dulces, comidas crujientes, guisados y hasta sopas.

También se utiliza como tal para la producción de aceite de oliva y hasta como aderezo en negro. Al ser un aceite con sabor delicado, puede prestarse para aportar un toque diferente a tus platillos sin ser muy evidente, por lo que pasa casi por desapercibido.

Recolección de la aceituna Lechín

La respuesta a por qué este aceite es tan exclusivo está en lo complicada que es su recolección, ya que se debe realizar a mano por lo mucho que está adherido el fruto a las ramas y la resistencia que colocan al intentar ser desprendidos.

Este es el motivo por lo que la variedad de olivo lechín, en vez de avanzar, retrocede, convirtiéndose en una de las más escasas variedades.

Lo más triste del caso es que su relación pulpa-hueso y tiempo de maduración es bastante buena, siendo una de las variedades a la que más se le podría sacar provecho si no tuviera este problema.

Aceite de oliva Lechín sin filtrar

El aceite de oliva lechín, en su versión sin filtrar, representa una buena oportunidad para disfrutar al cien por ciento de sus matices naturales.

Los aceites que son sin filtrar mantienen fragmentos provenientes de su aceituna, características que conservan por no haber pasado por el mismo proceso de filtración que los aceites tradicionales. Es por esto que su color tiende a ser más verdoso. Aprende más sobre el aceite de oliva filtrado y sin filtrar.

Aceite de oliva virgen filtrado o sin filtrar

¿El Aceite de oliva Lechín vale la pena?

Es indiscutible la calidad de este aceite, a pesar de la dificultad que presenta a la hora de ser recolectado o su escasez en el mercado.

La variedad Lechín es, sin duda, una de las mejores, exclusivas y de más calidad que encontrarás, así que, si tienes la oportunidad de adquirirla, te aseguramos que estarás tomando una excelente decisión.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.