El aceite de oliva es un producto fantástico, ya que además de ser delicioso, es increíblemente saludable para nuestro organismo. Si te has preguntado alguna vez qué tipos de aceite de oliva existen, en este artículo encontrarás la respuesta. Para comenzar, te informamos que depende de la aceituna y de los métodos de extracción y mezcla que se utilicen en la almazara.

Tipos de aceite de oliva según la aceituna

Existen diferentes tipos de aceite de oliva según la aceituna. Este es el fruto que marca la variedad entre uno y otro producto. Sin embargo, todo se ajusta a normativas internacionales que definen qué aceituna utilizar para un determinado resultado. Además, garantizan calidad y transparencia en toda la cadena de producción y comercialización.

Por otra parte, los tipos de aceitunas también son analizados de acuerdo con su olor y sabor, aplicando técnicas de cata realizada por expertos. A continuación, una explicación detallada de algunas de sus variantes:

Hojiblanca

Uno de los tipos de aceite de oliva hojiblanca, un producto elaborado con hoja de olivo color blanco. Es un aceite virgen extra originario de las ciudades como Córdoba, Málaga, Sevilla y Granada. Una de sus principales características es la variedad de sabores que ofrece.

Podemos encontrar tonos dulces y frutados, o para paladares más agresivos con toques picantes. Además, de un regusto almendrado. Es muy utilizado en la cocina para servir platillos de entrada o degustación; por ejemplo, cremas calientes, sopas, pastas, pasteles, marinado de un pescado, entre otros.

Picual

Otros tipos de aceite de oliva picual, que se caracteriza por tener un sabor amargo. Cuando es joven, su sabor se vuelve más picante. Ofrece una variación de aromas herbáceos como tomate, higuera, hoja de oliva, hierbas, entre otras similares.

Si eres una persona que no consume habitualmente aceite de oliva, quizás su sabor puede causar rechazo. Debido a su intensidad, puede protagonizar cualquier plato con solo colocar una gota.

Por último, debemos destacar la cantidad de ácido oleico, cuya representación es superior al 80 % del total del perfil lipídico. Sin embargo, presenta un bajo contenido de ácidos poliinsaturados; siendo este valor el que lo hace resaltar, entre otros, con un nivel de oxidación estable.

Arbequina

Los tipos de aceite de oliva arbequina se caracterizan por tener un sabor dulce, dejando temas amargos completamente a un lado. Sin embargo, algunos productos de este tipo de elaboración dejan un picante en la garganta, pero es tolerable y fresco.

Su aroma es representativo dejando un olor a frutas como plátano y manzanas en cada una de sus gotas. Sin embargo, presenta inestabilidad debido al alto contenido de ácido poliinsaturados que contiene.

El aceite de arbequina es muy utilizado para compartir en colesterol malo (LDL) y aumentar el bueno (HDL), gracias a su alto porcentaje de ácido oleico. También, mejora los problemas cardiovasculares porque sus valores en polifenoles son inferiores.

Lampante

Al hablar sobre los diferentes tipos de aceite de oliva lampante, nos referimos a un producto virgen pero defectuoso. Los motivos pueden ser varios; por ejemplo, el uso de aceitunas degradas, fallas en su elaboración, entre otros.

Otras características de los aceites de oliva lampante es que el nivel de acidez supera los 2 grados. Siguiendo las normativas de comercialización, este es un producto que no se puede vender, pero es utilizado por la industria en proceso de refinación.

¿Qué usos se le da a cada tipo de aceite?

Entre los diferentes tipos de aceite de oliva y usos podemos destacar uno muy conocido y es en la cocina. Ideal para aderezar ensaladas, comidas del mar, pasta, panes, lasaña, y más alimentos. La combinación de un platillo con este producto, intensifica los sabores haciendo que unos destacan más que los demás.

Sin embargo, partiendo del tipo de aceituna utilizada, estos son los mejores escenarios en donde verter la gota:

  • Arbequina. Por su sabor dulce con tonos y aromas de manzana y plátano, combina muy bien en vinagretas, boquerones, salmón marinado y un buen carpaccio de mariscos. También, es muy utilizado en gazpachos, salmorejos y salteados. Si lo deseas, se puede consumir crudo y en pastelerías.
  • Hojiblanca. Su perfecta combinación de hierbas frescas, picor ligero y sabor a almendras, es perfecto para saborear crudo. Ideal en pescados azules acompañado de vegetales. También, los chefs lo utilizan en preparaciones de mayonesa, aliolis, cremas frías, pastas, macerado de pescado, entre otros.
  • Picual. Es perfecto para ensaladas, preparar frituras, empanizados y rebozados. Algunos expertos lo utilizan para conservar alimentos, macerar carnes, quesos y chacinas. Al igual que otros tipos y variedades de aceite de oliva, se puede consumir crudo.

Diferencias entre aceite de oliva y aceite de oliva virgen extra

Luego de conocer qué tipos de aceite de oliva existen, es momento de diferenciar en un producto virgen extra y otro que no lo es. A pesar de que ambos se elaboran de zumo puro que extraen de la aceituna, sin pasar por procedimientos de refinación.

Cuando la extracción ocurre por el método de centrifugado, se considera que el aceite es más limpio y puro, dando como resultado uno virgen. Dependiendo de la calidad, es virgen extra o no.

Por ejemplo, al hablar de los tipos de aceite de oliva virgen extra su nivel de acidez no supera los 0,8 grados. Cuando se trata de una virgen trabaja con valores menor o igual a los 2 grados. Así, se puede diferenciar uno del otro, al menos en una primera ojeada.

Otros elementos que los diferencian son a través de la cata del producto. Ahí el análisis es de sabor, aroma y la detección de defectos en caso de existir. Cuando no se encuentran ningún tipo de errores o fallas, estamos en presencia de un aceite de oliva virgen extra.

Estos tipos de aceite de oliva y sus diferencias no son difíciles de detectar. Además, el fabricante lo especifica en el envase y caja de transporte. Así, se puede determinar, visualmente, cuál es el que deseas.

El aceite de oliva virgen extra tiene una mejor calidad, sabor, textura y es más saludable. Además, su obtención conlleva varios pasos extra, y es por esto que su precio suele ser más elevado. Siempre que puedas te recomendamos elegir este último antes que otro.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.