Una de las ventajas del aceite de oliva es que su tiempo de caducidad es ilimitado. A pesar de que tiene una fecha recomendada de consumo, nada ocurre si este se pasa. Sin embargo, hay una desventaja y es que, llegada el período de vencimiento, se genera una pérdida de propiedades progresivamente. Es decir, ya no tendrá efectos preventivos o revitalizadores en los consumidores.

¿Es necesario tener un sistema de conservación del aceite de oliva? Aunque la caducidad del producto no es algo estricto, es fundamental almacenarlo adecuadamente. Así, garantizamos la preservación del aroma, sabor y color en un perfecto estado. Veamos algunas recomendaciones de cómo hacerlo.

7 consejos para conservar el aceite de oliva en buen estado

Consejos para ocnservar el aceite de oliva

Ha quedado muy claro que la fecha de caducidad del aceite de oliva es muy larga. E incluso, cuando se pasa ese tiempo, no perjudica la salud del consumidor. Sin embargo, el producto comienza a tener algunos cambios. Por ejemplo, su sabor se vuelve más rancio.

Como dice el dicho, “es mejor prevenir que curar”, te presentamos una serie de recomendaciones para conservar el aceite de oliva. ¡Conócelas!

1. Temperatura óptima

El aceite de oliva es recomendable almacenarlo en un ambiente donde el calor no esté presente. Si esto ocurre, el producto se puede evaporar causando que la textura del aceite se haga más ligero. Lo ideal es tener el envase en una temperatura que oscile entre los 16 y 18 grados centígrados.

Debe ser un espacio fresco, donde la humedad no tenga presencia y la temperatura tiene que ser constante. Un lugar perfecto para guardar el aceite de oliva es el frigorífico, aunque a veces no es tan necesario.

Otra excelente opción para almacenar es si tienes una viñera, donde puedes controlar la temperatura y hacerla constante. No te preocupes si se congela, al colocar a la intemperie volverá a su estado original.

2. Iluminación

La luz es un factor que puede jugar en contra de la calidad de nuestro aceite de oliva. Es por eso que la recomendación es almacenar el producto en lugares oscuros. Por ejemplo, repisas, estantes, gavetas o cualquier lugar donde la iluminación no le impacte directamente.

¿Qué puede ocurrir? Un proceso de foto oxidación (oxidación de los componentes y propiedades). Cuando se almacena en lugares de baja iluminación aumentan los pigmentos, clorofilas y feofitinas que aumentan la conservación del aceite de oliva. La luz solar es el principal enemigo ¡Sigue al pie de la letra esta recomendación!

3. Tipo de envase

El envase donde se almacena el aceite de oliva es muy variado. Hay de vidrio, plástico, latas; de distintos tamaños y presentaciones. ¿Por qué es importante el empaque? Si este sufre algún daño, rotura, rasgadura y se abre un acceso al contenido, el oxígeno – vital para el ser humano – podría dañarlo.

¿Cómo evitar que esto suceda? Hay que fijarse muy bien en la tapa del envase, cerrarla herméticamente y cuidar el exterior. Es fundamental que no cambiemos el empaque original del aceite, una práctica muy común para quienes quieren decorar su cocina.

En caso de hacerlo, este debe estar bien sellado y completamente seco. Otro dato es que, si al ir a un restaurante u hotel, solicite que el aceite de oliva se vierte desde envases originales, con etiquetado y en monodosis.

La mejor opción es siempre comprar el aceite de oliva en envases transparentes. Visualiza su interior, si notas algo fuera de lo común, no lo compres.

4. No mezclar con olores

Hemos recomendado ubicar el aceite de oliva en lugares con poca iluminación y ambientes frescos. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con los otros productos que lo acompañen en la dispensa. Evita tener elementos con colores dominantes o poderosos que contaminen la esencia del aceite.

Otros elementos que causan daños en el aceite de oliva es el vapor y humo de cocina. También, los olores intensos de especies que sean predominantes. El aceite de oliva es un producto de calidad pero también delicado, mucho ojo a la hora de almacenarlo.

5. Utiliza envases pequeños

Si consumes aceite de oliva constantemente, lo ideal es tener un pequeño envase de donde servirlo. Así, minimizamos riesgos al exponer todo el producto a fuertes olores, iluminación intensa, vapores y humos de cocina. Estos prácticos envases podrás comprarlos en internet o en algún supermercado bazar.

6. Compra aceite de oliva de calidad

Obviamente que un aceite de oliva de calidad te proporcionará mayor confianza y seguridad. Una buena opción es ir a distribuidores certificados, que comercialicen el producto de una manera adecuada. También, es necesario fijarse en la fecha de caducidad.

Es verdad, este dato puede ser irrelevante considerando que no se daña, pero mientras más fresco y recién elaborado esté el aceite de oliva, sin duda será mucho mejor.

7. No exageres en la compra

El aceite de oliva es delicioso y versátil – eso está muy claro – pero, no es recomendable comprar en exceso. Es mejor llevarte a casa la cantidad necesaria para tu consumo establecido. Sí, es mensual, trimestral o semestral.

Aunque esto es relativo porque dependerá de la cantidad de consumidores de aceite de oliva que tengas en casa. O si se trata de un local de comida en donde la demanda es más alta. En cualquiera de los casos, lo ideal es comprar lo que necesitas, ni más ni menos.

¿Cuánto tiempo se conserva el aceite de oliva?

Ya que conocemos los consejos básicos para conservar el aceite de oliva correctamente, te comentaremos cuánto tiempo puede durar el aceite de oliva. Ten en cuenta que estas cifras son aproximadas y que dependerá de la calidad del aceite y de las condiciones atmosféricas al ser conservado.

¿Qué pasa si el aceite de oliva se daña?

Uno de los factores que causa el deterioro definitivo del aceite de oliva es que se exponga constantemente a la luz, humedad, calor y olores intensos. Si es así, no debes preocuparte, simplemente comprar uno nuevo tienes. Pero ¿Qué hacer con el deteriorado?

Algunos consumidores lo desechan al basurero. Sin embargo, puede ser utilizado como loción para el cuerpo, manos o cabello. Aunque es cierto que sus propiedades ya no son las mismas, sigue siendo aceite de oliva y al reutilizarlo para estas acciones no causa daños ni efectos secundarios.

Para determinar que efectivamente se ha dañado, puedes probarlo. También, visualizar su interior y buscar partículas o sedimentos que suelta el propio aceite. En caso muy extremo, pueden nacer algunos animales dentro de la botella. En cualquiera de estas situaciones lo indicado es no consumir en la cocina, mucho menos crudo.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.